viernes, 20 de abril de 2012

En equipo sale mejor

Esta semana hemos estado trabajando la lecto-escritura un poco diferente. Ha sido divertido porque cuando Nerea leía las palabras, David tenía que escribirlas en la pizarra mágica, así que mientras ella leía, él hacía dictado de nombres de flores. La rienda la llevaron ellos en todo momento, ya que la corrección también fue parte de la actividad. Para ello usamos una pequeña chuletilla (teníamos las palabras escritas por si había dudas jejejeje) y además, después asociamos las palabras a sus imágenes, así que también trabajamos léxico. Resultó ser una actividad muy completa.


La pizarra mágica y los rotuladores de agua ayudaron a hacer  los dictados de forma más divertida, ¡ya están deseando de volver a usarlas!