sábado, 6 de julio de 2013

¡Qué sorpresa!

Al llegar mi madre del trabajo ayer me dio una bolsita. No me dijo nada, así que la abrí sin saber qué me iba a encontrar...cuando saqué la muñeca de la bolsa me quedé muy extrañada, sobretodo cuando me reconocí y grité: ¨¡pero si soy yo!¨. Mi madre le ha encargado a una compañera de trabajo que me hiciera una muñeca y la verdad es que no le falta el más mínimo detalle...¡soy yo en miniatura! :D 

Cerrando puertas

Hace días que acabamos, pero no me gustaría despedir el curso sin dar las gracias, y es que he cerrado la puerta a:
- dos clases que han sido como mi segundo hogar, 
- unas compañeras de E.O.A. que me han ayudado y apoyado, 
- unas personas que se dedican con corazón a la educación, 
- a un curso en el que no he dejado de aprender...

Pero sobretodo, a mi razón de ser en la escuela: a mis duendes, que no ha habido un día que no me hayan sacado una sonrisa y demostrado que con honestidad y cariño se llega a cualquier lado. 
Hoy sólo puedo dar las gracias a ¨mis pelusillas¨, a ¨mi granito de pimienta¨, a ¨mi compadre¨...y así hasta cuarenta y cinco alumnas y alumnos que (siga o no con ellas/os el curso que viene) forman parte de mi vida. He cerrado la puerta, aunque dentro de mí, ellas/os siempre la tendrán abierta. 

Gracias