miércoles, 20 de abril de 2016

¡Adelante, adelante!


¡Hola!

Este curso me decidí a cambiar la decoración de una de mis clases y darle un toque más divertido, así que me decidí por la temática de safari que me encanta.

Por lo general suelo ir cambiando la decoración de las clases en función de las estaciones o efemérides importantes; pero este año me decidí a dejar una fija y que creara un ambiente especial. De todas las que me rondaron por la cabeza elegí esta porque creo que da mucho juego y sus estampados son muy llamativos.
Este curso doy la bienvenida con un colgante y unos rótulos que invitan a entrar en clase felices...¡o eso es lo que al menos espero! :) 


Por la parte de atrás he aprovechado para decorar y poner rótulos referentes al trabajo que hacemos en clase:

He creado un rinconcito donde vamos poniendo actividades que vamos haciendo y que nos han gustado mucho; de esta manera mis duendes lucen orgullosos sus actividades y recordamos cómo y para qué lo hicimos. A parte de que a ellas/os les hace ilusión ir colgando sus trabajos, me ayuda a hacer repaso de algunos ámbitos trabajados (sobretodo los que tienen que ver con la articulación).

He diseñado un rótulo para ¨hablar sobre el habla¨ y tener presente las partes de las que se compone nuestro lenguaje. Me sirve bastante cuando trabajo la sintáxis y con los más mayores a modo de repaso de conceptos. 
 

¡En las clases de AL pasamos de no tener pizarra porque estamos metidas en micro clases a tener pizarrones! Creo que no soy la única con una pizarra enorme a la que no hay manera de darle salida ¿verdad?  No sé por qué las ponen tan grandes en nuestras aulas, normalmente usamos una mitad porque no escribimos tanto; esto nos limita a usar ese espacio para murales, espacios de trabajo, etc. Si no tengo posibilidad de quitarla o cambiarla por otra más pequeña, lo que suelo hacer es reservar una parte de la misma como calendario y así no pierdo ese espacio.

Ahora pasamos a la parte de los líos...¡mi mesa! Decidme que no soy la única que tiene siempre la mesa llega de papeles, trozos de masilla o goma eva, que tengo complejo de desordenada...¡la de veces que se ríen mis duendes de mí! jajaja 
(así está la mesa...así tengo la cabeza) 

Tengo la suerte de tener una clase muy amplia y con un gran ventanal. No tengo luz directa por la orientación de la clase pero lo cierto es que gozo de claridad y muchas ventanas. Así que decidí darle un toque alegre preparando estos colgantes. 

En mi clase siempre cuento con un rinconctio especial para jugar y disfrutar de las letras y poder hacer actividades especiales de concienfia fonológica y discriminación auditiva. A mis duendes les gusta porque es una zona tranquila y siempre tenemos materiales específicos para trabajar.

Este curso preparé un rincón especial al que acudir siempre que el ánimo flaquea...Unas palabras amables y un abrazo ¡reconfortan mucho! :) 

Lo que nunca puede faltar en la clase de AL es un mueble rescatado de algún lado y que tiene más años que un bosque...¡a que sí! Con un poco de papel adhesivo, de regalo o estampado, podemos disimular los daños que tenga y le damos un toque original: 

Y aquí está el rincón estrella de toda clase de AL. Nuestro querido espejo es más que un recurso para actividades de praxias y articulación. Yo lo uso para escribir en él y colgar todo lo relacionado con esta zona de trabajo...¡benditas ventosas! 

En clase somos muy aficionados a los mandalas y nos encanta usarlos para decorar y darle un toque colorido a la clase...¡qué creativos son! 


Y el paso por la clase acaba con un vistazo a otros armarios, que también aprovecho para decorar y usar para zonas específicas de trabajo, como son ¨vocabulario¨ y las normas de clase: 




¡La visita acaba aquí! Espero que os haya gustado conocer un poquito más mi segundo hogar jajaja
¡Hasta pronto! :)