martes, 24 de mayo de 2016

Materiales que me gustan: Hedbanz II (adaptación para sesiones de articulación)


¡Hola!

Hoy os traigo una propuesta con un juego que quienes visitáis el blog con asiduidad, sabéis que soy muy fan... estoy hablando del ¨Hedbanz¨ o como lo llamamos nosotras/os ¨¿qué tengo en la cabeza?¨

Ya lo conocéis así que no me detendré en hablaros de lo maravilloso que me parece y todas los aspectos comunicativos que podemos trabajar con él (podéis visitar la entrada que hice para verlo en profundidad). Hoy os hablo de la otra manera que lo uso en clase: en sesiones de articulación...


Creo que no soy la única con presupuesto limitadísimo que tiene que mirar cada céntimo que se gasta (¡cuando dispone de él!) e invertir en materiales/juegos funcionales y versátiles. En este sentido, este juego lo es ya que no sólo sirve para trabajar aspectos de semántica, elaboración de preguntas, entrenamiento en inferencias, etc. sino que nos puede ser muy útil para el tema de la articulación, ¿cómo? muy fácil...¡adaptando las tarjetas a tus necesidades! 


En este caso concreto lo estoy usando con los duendes con los que estamos trabajando el fonema R y estoy usando los lotos fotográficos de la editorial CEPE; aprovecho para deciros que son ideales, y que si podéis haceros con ellos, os lo recomiendo.

Sigo las mismas normas del juego original y como mis duendes lo conocen, ¡es coser y cantar! En lo que a la articulación se refiere, el juego me sirve para: 

* hacer las sesiones de articulación más amenas, ya sabemos que si no variamos la metodología y la dinámica de la clase, trabajar la articulación se puede volver una tarea un tanto tediosa para ellos y nuestra pretensión siempre es fomentar la comunicación oral...así que cuantas más herramientas tengamos, más posibilidades tendremos de conseguirlo. 

*usar el fonema a trabajar de una manera más espontánea: al ser a través del juego (pensar, elaborar preguntas, responder, inferir...) entrenamos al alumnado a practicar ese sonido de forma espontánea y así fomentar la generalización del mismo


Como veis la propuesta es sencilla y desde mi experiencia, os digo que efectiva; las sesiones se hacen muy divertidas y potenciamos un uso espontáneo del fonema que estemos trabajando...y mientas a nosotras/os nos duele menos la barriga de gastarnos parte del presupuesto en juegos :D 

¡Hasta pronto! 

miércoles, 11 de mayo de 2016

Paraguas sonoros

¡Hola!
No sé cómo está siendo mayo por vuestra zona, pero por aquí está siendo lluvioso; tenemos que llevar el paraguas a cuestas a diario porque en cualquier momento nos cae un chaparrón...Y en nuestro caso, ¡un chaparrón muy sonoro! 


Estamos trabajando la discriminación auditiva de los fonemas R y D y he diseñado una actividad para trabajar estos sonidos en palabras de uso cotidiano. 

En esta ocasión, los duendes tienen que completar las palabras que hay en los paraguas, poniendo la sílaba correspondiente, eligiendo entre el fonema D y R


He pensado que podría gustaros esta actividad, así que la podéis descargar de forma gratuita en este enlace: 


Espero que os sea útil y que vuestros duendes la disfruten.
¡Hasta pronto!

martes, 3 de mayo de 2016

Pompones del silencio

¡Hola!
Hoy os traigo algo,  que a lo largo de los cursos se ha convertido en algo más que un recurso en clase...¡una ayuda en toda regla!

La idea la encontré hace unos años...cómo no, en Pinterest. ¡Ay, qué  haría yo sin Pinterest! El recurso se llama ¨silent critters¨(podríamos traducirlo como criaturas silenciosas) y tienen la finalidad de mantener el silencio y la calma en clase.  Si queréis saber más sobre ellos, en este enlace podréis descubrir montones de diseños: Silent Critters


¿PARA QUÉ LO USO?
Aunque estemos en clase de Audición y Lenguaje y venimos a hablar y comunicarnos, lo cierto es que a veces se necesita silencio y concentración para hacer trabajo específico, quizás más de lo que pueda parecer a simple vista, ¿verdad? (Vg. tareas individuales, actividades de atención, lecto-escritura, trabajo de discriminación auditiva, memoria secuencial auditiva, etc.).
 Pero a veces mantener esa calma tan necesaria no es fácil y una acaba hablando más de la cuenta cuanto intenta mantener la clase en silencio. ¡Paradógico pero nos pasa! 


Es por eso que este recurso me es de gran ayuda. Los pompones del silencio me ayudan a diferenciar el trabajo en el que necesitamos mayor concentración y silencio de otro tipo de ejercicios, lo que me ayuda a gestionar el aula de una manera más práctica.

¿QUÉ ES UN POMPÓN DEL SILENCIO?
Es una manera divertida con la que aprender a estar en calma sin tener que estar llamando la atención y que nos ayuda a que los niños gestionen sus tiempos de forma autónoma.
Es un pompón sencillo del que encontramos en las papelerías, que puedes decorar a tu antojo, combinando colores, formas, texturas, ... lo importante para mi es que no tengan boca, ya que de esa manera reflejan el objetivo esencial del recurso, no hablar. 
Si hacéis los pompones con vuestros duendes, cada uno lo puede decorar a su antojo, lo que hace que los vean como algo suyo y lo cuiden más. 


¿CÓMO FUNCIONAN?
En mi caso, después de decorarlos o elegir el que quieran, los describimos, haciendo notar que tienen los ojos muy abiertos y carecen de boca (así incido en la importancia de estar como ellos, atentos y en silencio). 

Les explico para qué son y la función que cumplen; mantenernos relajados y recordar que cuando están presentes hemos de estar como ellos. También los usamos a modo de momento relajante porque como son blanditos y suaves, es imposible resistirse a tocarlos, lo que de alguna manera, siempre relaja al personal jejejeje

¿POR QUÉ ES ÚTIL? 
Por mi experiencia puedo decir que son útiles porque ya casi no llamo la atención a las/os alumnas/os, (cosa que a veces despista al resto que sí está concentrado)...el pomón lo hace por mí
¿Cómo lo hago? si tengo que llamar a la calma o hacer que pare de hablar a algún duende me acerco y señalo su pomón, y así le hago recordar para qué está en la mesa. El pompón equivaldría a la llamada de atención verbal y ellas/os mismas/os al verlos se regulan. 
El pompón y una sonrisa y vuelva a la serenidad :) 


Yo preparé una cajita en la que los tenemos metidos y siempre la tengo a la vista de tal manera que no sólo yo pueda usarla; si en un momento dado alguien en clase cree que la necesita, se levanta y coge el pompón que desee. 
Los resultados son maravillosos y hacen que mantener el silencio sea algo divertido y agradable. ¡Y las/os alumnas/os les encanta! Si vosotras/os también los usáis, estaré encantada de saber qué os parece y cómo los usáis.

¡Hasta pronto! :)