jueves, 18 de octubre de 2012

Y llegó el tan esperado día


Reconozco que soñaba con el colegio...con el aula... con las/os alumnas/os...compañeras/os... este verano soñaba con todo...

 Deseaba que llegara el primer día de colegio para poder meterme en clase y sentirme yo de nuevo. Así que entré en la que sería nuestro nuevo espacio de sueños: 












Recién llegada al colegio me dijeron que tendría que compartir centro; así que después de hacer las presentaciones y pasar muchos nervios, me dirigí al otro centro y también me dispuse a entrar en mi (otra) nueva clase:












Después de valorar el espacio y los recursos que había, mi cabeza empezó a funcionar y empecé a visualizar cómo darle un aire fresco. Este es tiempo de renovación y al igual que los árboles, también nosotras/os necesitamos del otoño para un comienzo.