viernes, 12 de junio de 2015

Un día en la playa


¡Hola!

¡Ya huele a verano! Ya tenemos más ganas de coger el cubo y la pala que los lápices, ¿verdad? :)
                           
Aprovechando que estamos trabajando el vocabulario del verano, hemos llevado a cabo una actividad cuyo objetivo principal tenía desarrollar las destrezas de pensamiento, concretamente, la capacidad para comparar y contrastar.

Comparando y contrastando potenciamos el pensamiento inferencial, trascendiendo de esta forma, la forma de pensamiento literal y haciendo que activemos procedimientos de pensamiento más efectivos.

 A su vez, permitimos aprender y usar sinónimos de ¨igual¨y ¨diferente¨, con lo cual, poco a poco aumentamos nuestro vocabulario.
Para hacer la actividad nos hemos fijado en cuatro atributos de las cosas relacionadas con el verano:
- forma
- color
- dirección
- tamaño

Para hacer la actividad he preparado sobre la marcha (de ahí esa letra tan espantosa) una pequeña guía sobre los aspectos que nos íbamos a fijar y no dejarnos nada en el tintero. Y es que,  aunque lo he imprimido y plastificado, nada como una plantilla para ¨marranear¨ sobre la marcha. jejejeje


Ha sido una semana muy muy ajetreada (y me temo que la siguiente será igual), así que esta actividad ha hecho que nos relajemos pensando en lo a gusto que se está en la playa... ¡ya casi estamos allí! ;)

¡Ánimo para lo que queda de curso y feliz fin de semana!