domingo, 4 de junio de 2017

Diarios de comunicación


¡Hola!

En la entrada de hoy comparto (me encantaría que vosotras/os también lo hicierais conmigo) cómo uso los diarios de comunicación con la casa



Hacía ya unos cursos que no los ponía en práctica, pero este año las he retomado con varios alumnos, y lo cierto es que me están siendo de gran utilidad.  Normalmente los usaba para comunicarme con las familias y tener control de temas generales como son: 
- comportamiento, 
- objetivos de trabajo, 
- evolución de las sesiones y asesoramiento para casa

 Pero este año gracias al asesoramiento de mi compañera Belinda Haro y de la guía de ATELGA que compartí en la entrada anterior le estoy dando otro uso: el comunicativo

Con el fin de promover el uso del lenguaje y que la comunicación sea significativa y funcional, uso libretas  para ir contando aquellas cosas que se van haciendo:
*en casa relacionadas con: en los fines de semana, vacaciones, días especiales, festividades...
*en el aula: qué hacemos en el aula, cuáles son los objetivos de trabajo (conciencia fonológica, léxico, sintáxis...)
De esa forma es más fácil ir expandiendo los temas de conversación del alumnado, y que la conversación sea más personal y significativa tanto en la clase como en la casa. 

Además nos ayuda a que al llegar a casa, la familia no sólo sepa qué están haciendo en el aula, sino que son ellas/os mismas/os quienes lo cuentan y lo comparten. Y esto a su vez es muy importante porque a veces las familias (seguro que a vosotras/os también os ha pasado) me dicen que al llegar a casa sus hijas/os no cuentan cosas sobre su día a día en la escuela. Así que esto sirve de base para que expresen cosas más concretas, hablen de sus estados de ánimo, recuerden anécdotas graciosas...

Cuando el alumnado no ha accedido a la lecto-escritura o necesita referencias visuales, usamos dibujos o pictogramas para así representar y poder estructurar las oraciones. 

¡Definitivamente lo mío no es dibujar! así que para esto los pictogramas me vienen genial; lo que hago es sacar varias copias de los que más suelo usar para explicar las cosas que hacemos en el aula y así cuando termina la sesión, lo hacemos. 
Éste es un buen momento para trabajar la memoria de trabajo y secuencial porque hay que recordar qué, cómo y cuándo lo hemos hecho, así que como veis, el uso de la agenda es polivalente :) 
Mi alumno se encarga de ir pegando los pictogramas y después de pegarlos y yo ponerle las oraciones, lo repasamos; en este momento trabajamos la sintáxis e incidimos en la introducción de los elementos de la frase que estamos trabajando (por ejemplo, los artículos y conjunciones)


¿vosotras/os también usáis los diarios o agendas? ¿que usos le dais? 
¡sentíos libres de compartir vuestra experiencia, vuestros comentarios me alegran mucho!

¡Hasta pronto!