viernes, 25 de mayo de 2012

día a día



No os lo digo nunca, 
pero soy muy afortunada
 de estar a vuestro lado...

 No dejéis nunca de soñar y de sonreír, 
que la vida
 sin almas como las vuestras 
no merece la pena.