sábado, 6 de julio de 2013

¡Qué sorpresa!

Al llegar mi madre del trabajo ayer me dio una bolsita. No me dijo nada, así que la abrí sin saber qué me iba a encontrar...cuando saqué la muñeca de la bolsa me quedé muy extrañada, sobretodo cuando me reconocí y grité: ¨¡pero si soy yo!¨. Mi madre le ha encargado a una compañera de trabajo que me hiciera una muñeca y la verdad es que no le falta el más mínimo detalle...¡soy yo en miniatura! :D