lunes, 4 de diciembre de 2017

Básicos en el aula de AL: las marionetas


¡Hola!
Hacía tiempo que no creaba una entrada referente a los materiales que considero básicos en un aula de Audición y Lenguaje y ¡mira que tenía ganas de ampliar la lista! Pero ya sabéis como es esto del curso... no da tiempo para nada jeje ¡Pero aquí estamos al fin!


 Hoy os hablo de algo sin lo que no podría pasar mis días...las marionetas


¿Por qué las considero esenciales?

1.- Empecemos por lo más evidente: son entretenidas, llamativas y sirven para ¨romper el hielo¨ en las primeras sesiones/ al comienzo de las sesiones con el alumnado más pequeño o tímido.

2.- Ayudan a potenciar el establecimiento de conversaciones:
       ¨Las formas iniciales de intersubjetividad constituyen el fundamento de todo el desarrollo                    posterior de las capacidades comunicativas y lingüísticas  (Rivière y Sotillo, 1999)

Como bien sabemos, compartir los primeros significados es la base para cualquier interacción y con las marionetas, tenemos la posibilidad de iniciar las primeras conversaciones, relacionadas con: 
- dame/quiero el...(león, elefante...)
- comprensión de preguntas sencillas: ¿de qué color es? ¿dónde está el tigre? ¿cómo hace el lobo?


3.- Potencian la simbolización: podemos jugar a ¨hacer como si...¨ y vamos introduciendo la ficción, que a veces tanto puede costar a nuestro alumnado. Vg. hablar como si fuéramos robots, personas mayores, bebés, como si estuviéramos llorando...

4.- Mejoran el desarrollo fonético: las marionetas de animales son un gran aliado para trabajar las onomatopeyas y a la vez servir de apoyo fonético
- aprender  fonemas y diptongos crecientes y decrecientes (El león hace /jjjjjj/ lobo hace: /au/. el gato /miau/, etc)
- servir de apoyo a los fonemas (Vg. R de ratón...)

5.- Potencian la comprensión oral: sobretodo en lo referente a la morfo-sintáxis (uso de artículos, pronombres, determinantes posesivos...) Vg. el lobo, los leones, dame/dale, ponte/ponme/ponle...en tu mano/en su mano, en mi dedo/en su dedo.

Para mí estas serían las principales razones para trabajar con marionetas, pero no podemos olvidar otras que no por ser secundarias, no dejan de tener trascendencia en nuestro día a día.

Otras razones para usarlas:

- Favoceren la interacción: nos ofrecen oportunidades para la interacción, no sólo con nosotros/as como adultas/os, sino entre ellas/os: compartir e intercambiarlas. Iniciar y monitorizar diálogos entre ellas/os: ¿Qué marioneta tienes tú? ¿cuál es tu favorita? etc.

- Pueden servir para desarrollar el aspecto emocional y la seguridad: las marionetas no dejan de ser algo con lo que hablar e interaccionar, sentirse bien y expresar ideas y emociones...y en los casos donde la interacción entre iguales aún no se pueda dar por diversas circunstancias, nos sirve para que sea el nexo entre ellas/os (dale a X tu  marioneta, pónsela en su mano...).
- Fomentan las dramatizaciones y el lenguaje creativo: (Vg. ¨ahora vamos a hacer una historia con las marionetas de deditos que tienes en tú y luego con las que tengo yo¨/ ¨Y si tú fueras ese personaje, ¿cómo hablarías, qué dirías?¨, etc.)
- Mejoran la motricidad fina: ¡sobretodo si son de deditos!

- Mejoran y amplían los tiempos de atención: por el hecho de ser atractivas y llamativas, no sólo nos ayudan a que los tiempos de atención en situaciones de comunicación oral se vean ampliadas, mejorando así también el contacto ocular y la capacidad para mantener la atención a instrucciones orales (pon la marioneta del gato al lado del loro, etc.). 

Bueno, como veis, soy muy muy fan de las marionetas...por eso las llevo donde quiera que voy jejeje
Pero es que para mí, el trabajo con ellas son todo ventajas.


Espero que esta entrada os haya resultado útil y que si os apetece, podéis escribirme para intercambiar ideas. Siempre es un placer leeros y compartir impresiones y formas de trabajo.

Y esto es todo por hoy...feliz comienzo de semana, ¡hasta pronto!