lunes, 19 de marzo de 2018

¨Taponeando sonidos¨


¡Hola!
¿Qué tal comienza la semana y la recta final del trimestre? ¡Espero que genial! 

Hoy os traigo una idea de trabajo para la conciencia fonológica, que es sencilla, barata y ecológica.

Os hablo de trabajar con tapones, un recurso que está al alcance de todas/os y que nos permite reutilizar materiales caseros y además darle movilidad y colorido al trabajo diario en nuestro aula. 

¿Cómo lo uso?Pues yo los tengo divididos por colores en tres categorías: vocales, consonantes y trabadas:

¿Por qué?
Pues porque así trabajo la discriminación y el reconocimiento de los sonidos:
tapones azules: sonidos vocálicos, 
tapones naranjas: consonánticos y
tapones amarillos: los grupos consonánticos. Esto además me permite, que cuando hago actividades de discriminación auditiva y/o articulación hacer más fácil la comprensión que van en un mismo golpe de voz.


¿Cómo los uso?

Pues aquí os dejo un ejemplo de actividad que estamos llevando a cabo estos días en clase, que es cambiar una letra para formar una palabra nueva. El primer paso es elegir una palabra y marcar la letra que vamos a cambiar; yo uso un rotulador de tiza porque son súper fáciles de borrar y así es más fácil de visualizar aquello que queremos cambiar.



Uso tapones diferenciados por colores para que sepan que el cambio es por un mismo sonido; por ejemplo, si tenemos que cambiar una vocal (tapón azul) hay que cambiarlo por un tapón del mismo color (otro tapón azul).

 

Otras utilidades que pueden tener es: componer/descomponer palabras, hacer dictados y que el alumnado forme palabras, trabajar la discriminación auditiva, ordenarlos para formar palabras, trabajar el deletreo, hacer actividades de contrastes fonéticos, articulación...¡permite hacer mil cosas!

El beneficio que le veo. como he comentado antes es que es barato y al alcance de todas/os. Cuidamos el medio ambiente y reutilizamos algo que lo más probable es que fuera a la basura, favoreciendo la toma de conciencia por parte del alumnado de reutilizar objetos
Es motivador; aunque sea un simple tapón, el hecho de poder trabajar con ellos hace que las actividades sean más divertidas. 
Ayuda a ¨movilidad¨ a las letras/palabras: las letras escritas sobre papel las convierte en algo estático y cuando por ejemplo, hay que ordenarlas para formar palabras, a muchas/os alumnas/os les suele costar hacerse a la idea de dónde poder ponerlas para crear una palabra. Dando oportunidad de usar materiales que contengan las letras permite explorar y manipular, lo que ayuda a su aprendizaje. 

¡En fin! Los tapones son buenos, bonitos y baratos...¿¡cómo no usarlos!? 
Hasta aquí la entrada de hoy; si os ha resultado útil y también usáis este recurso, recordad que podéis poneros en contacto conmigo y compartir ideas de trabajo e impresiones.

¡Hasta pronto!