jueves, 22 de febrero de 2018

Un dictado especial

¡Hola, equipo!

¿Qué tal va la semana? ¡Espero que fenomenal!

Hoy, antes de adentrarme en la actividad que os traigo... os lanzo una pequeña pregunta-reflexión sobre el trabajo de la lengua oral en el aula (en cualesquiera, no sólo en las nuestras de A.L.)
Aunque el bloque de contenidos relacionados con: escuchar, hablar y conversar está más que presente en el Real Decreto por el que se establecen las enseñanzas mínimas tanto en segundo ciclo de Educación infantil como en Primaria, seguimos escuchando eso de que las/os niñas/os ¨no saben hablar¨. Pero...

¿Se trabaja, no se trabaja? ¿se hace de manera sistemática y estructurada? ¿nos implicamos todas/os igual, sin importar nuestra asignatura/especialdad..?
...
Probablemente si tuviéramos que establecer unas bases para fomentar la comunicación oral serían: la sistematicidad del trabajo y  la enseñanza intencionada de la misma, y es que no sólo basta con hablar para aprender a hacerlo.

Teniendo esto muy presente, paso al desarrollo de la propuesta que os traigo :)


¿EN QUÉ CONSISTE LA ACTIVIDAD?
La actividad que os traigo hoy consiste en elaborar un dictado con figuras geométricas 

Por turnos, el alumnado sale del aula y hace una composición con las figuras que elija (y las tapa bien para evitar que quienes van a hace el dictado, miren por el rabillo del ojo y se copien jeje)

Una vez hecha la figura, el/la alumno/a que dicta expresa de forma oral (no valen gestos ni señalar, de ahí el mayor esfuerzo que ellas/os tienen que realizar para explicarse) lo que han representado con las formas geométricas. 

  

Por otro lado, el alumnado que hace el dictado, se encarga de seguir las instrucciones orales, usando las figuras que tienen: 

Variación de la actividad: Para complicar un poco más la actividad, en vez de usar figuras, el alumnado las puede describir/representar (en función de si dicta o hace el dictado):  




¿PARA QUÉ ES Y QUÉ TRABAJAMOS?



*Quien dicta, trabaja las  MICROHABILIDADES DE LA EXPRESIÓN ORAL* 
- Planificar el discurso: anticipar y preparar lo que se va a expresar, así como el tono y estilo comunicativo.
- Negociar el significado: evaluar la comprensión de las/os compañeras/os.
- Producir el texto: precisar y pulir el significado de lo que se quiere decir, así como resumir y repetir las ideas importantes

*Quien hace el dictado, trabaja las MICROHABILIDADES DE LA COMPRENSIÓN ORAL*
- Interpretar: comprender conceptos básicos y relacionados con el espacio y la lateralidad, así como elacionar las ideas importantes y los detalles.
- Retener: retener las palabras y frases para poder ejecutar las consignas dadas.

Las primeras veces hice yo de modelo para que fueran conscientes del objetivo de la actividad y qué se esperaba de ellas/os (expresión ordenada, remarcar lo más importante si veían que alguien se quedaba un poco atrás, usar un vocabulario apropiado...) Y después pasamos al uso de los turnos para hacerlo. Este punto considero que es importante porque si el objetivo es entrenar estas habilidades, no sólo han de ser conscientes de cómo se hace sino qué recursos pueden usar para ello.

Como veis, el dictado de toda la vida lo podemos convertir en algo novedoso, podemos hacer dictados con todo lo que se nos ocurra, no sólo palabras o textos. El que la actividad sea rotatoria también hace que sea lúdica y usar figuras nos puede servir para trabajar conceptos lógico-matemáticos y fomentar la capacidad de representación viso-espacial (pero como veis, se puede hacer con cualquier cosa).

¡Y por hoy, esto es todo!
¡Hasta pronto! :)